facebook instagram twitter google+ linkedin

¿Por qué trabajar con un agente inmobiliario en la compra venta?

El agente inmobiliario

Foto: Pixabay | Kirkandmimi

Son muchas las personas que describen el trabajo de un agente inmobiliario simplemente como “enseñar pisos”, y es cierto que durante el boom inmobiliario, cuando las agencias aparecían como setas y muchos se subían al carro del “negocio más rentable” había muchos mal llamados agentes inmobiliarios que se dedicaban únicamente a esto.

Pero la realidad de estos profesionales es muy diferente y desarrollan un trabajo que, tanto si buscas casa como si quieres venderla, puede resultarte muy útil, especialmente si no tienes tiempo para hacerlo tú mismo. ¿Quieres saber en qué consiste?

1. Valoran la vivienda

Una de las cosas más importantes para vender tu casa es saber ponerle el precio adecuado. Si la vivienda está en su precio de mercado, recibirá más visitas que busquen ese tipo de vivienda y será más fácil venderla, y más rápido. Si eres comprador también el precio es importante, porque tienes que saber qué puedes encontrar con tu presupuesto.

Esto no siempre es fácil de hacer, ya que los medios de comunicación nos lanzan mensajes contradictorios basados en estadísticas (según unas los precios suben, según otras siguen bajando) que generalmente no distinguen entre zonas. Además los conocidos suelen disfrazar un poco la verdad cuando hablan del precio en el que han vendido o comprado la vivienda. Por si esto fuera poco, puedes encontrar mucha información sobre el precio del metro cuadrado en una u otra zona, pero estos datos no tienen en cuenta aspectos tan importantes y determinantes como el estado de la casa o del edificio. Entonces ¿cómo sabes el precio real de mercado? Un buen agente inmobiliario lo sabe.

No hay nadie como un agente inmobiliario para saber los precio de las viviendas de las zonas en las que trabaja. Y no me refiero a los precios en los que se ofertan, eso podemos averiguarlo todos, si no a los precios reales de venta. Y es este valor el que debe guiarte. De hecho, las tasadoras acuden precisamente a los agentes inmobiliarios para determinar los precios de mercado cuando hay fluctuaciones.

2. Se ocupan de las visitas

Si vendes tu vivienda y tiene un buen precio y una buena publicidad, recibirás muchas llamadas y visitas, ¡y eso es lo que esperas! Pero no todo el mundo tiene tiempo y/o ganas de atender todas esas llamadas y visitas. Si es tu caso, el agente inmobiliario te librará de ello.

Además, no todo el mundo que llama y visita tu vivienda está realmente interesado en comprar, o puede hacerlo. Los agentes inmobiliarios se ocupan de hacer una selección para enseñar la vivienda sólo a quien realmente quiere y puede comprar tu vivienda, porque no quieren hacerte perder el tiempo, ni quieren perderlo ellos.

¿Cómo lo hacen? La experiencia es fundamental en esto, y un buen agente inmobiliario siempre tratará de conocer al presunto interesado personalmente ante de enseñarle ninguna vivienda, para hablar con él y saber qué es realmente lo que busca y se adapta a su presupuesto.

3. Buscan viviendas por ti

Si estás buscando vivienda hay muchísimos sitios en los que puedes buscar: inmobiliarias, anuncios en la calle, portales inmobiliarios… Y tal vez dispongas de tiempo y ganas de hacerlo, pero tal vez no, y puedes estar seguro de que tu agente inmobiliario lo hará por ti para encontrar lo que buscas.

Además, como explico más arriba, un buen agente inmobiliario pondrá a la vivienda su precio de mercado, por lo que las viviendas que te proporcione tendrán, por lo general, un piso más realista que lo que encuentres por tu cuenta.

4. Saben qué información es importante

Y es más, saben cómo encontrarla. Cuando vendes una vivienda quieres saber que la persona que te propone la compra puede realmente comprarla, para no paralizar la venta por un acuerdo que no podrá cerrarse. Un buen agente inmobiliario recogerá toda la información necesaria para saber si podrá comprarla antes de que firméis el contrato de arras.

Además, a veces hay aspectos que te impiden vender tu vivienda, o te obligan a hacerlo en unas condiciones concretas, como cuando has recibido ayudas o se trata de una VPO. No todo el mundo conocer este tipo de detalles, pero un agente inmobiliario sí, por lo que evitará que pierdas el tiempo.

Lo mismo sucede cuando lo que quieres es comprar. No siempre sabemos el presupuesto realista del que disponemos, si dependemos de una hipoteca, por ejemplo, no conocemos todas las posibilidades antes de elegir la vivienda que nos gusta, y una buena agente nos ayudará a determinar el presupuesto para que no perdamos tiempo ni dinero.

Una vez encontramos la casa que queremos, un agente inmobiliario también nos dará la seguridad de que no hay deudas o derramas ocultas, ya que su trabajo incluye averiguar todo este tipo de cosas para que no nos llevemos sorpresas.

5. Invierten en marketing

Esto es especialmente importante si eres el vendedor. Invertir en marketing no significa sólo invertir dinero, especialmente significa invertir tiempo. Tiempo invertido en averiguar qué plataformas son realmente útiles para publicitar tu vivienda, en realizar fotografías de la casa, en añadir una descripción atractiva y veraz en los portales de internet y en su propia página web, en poner un cartel en el piso…. Todo para dar visibilidad a tu vivienda y ayudar a que la venta sea más fácil y rápida.

6. Impuestos y financiación

Un agente inmobiliario conoce los impuestos y trámites que se deben llevar a cabo cuando se compra o vende una vivienda. Si trabaja con uno te asegurarás de que no olvidas pagar o registrar nada que luego pueda traerte problemas. Además, algunos agentes se ocupan de preparar estos trámites e impuestos para ti, por lo que ahorras tiempo y te aseguras de que no hay errores.

La financiación es también importante cuando compras una vivienda. Un buen agente inmobiliario te ayudará a encontrar la hipoteca que mejores condiciones te ofrezca a ti en concreto.

7. Mediación

A veces los precios se negocian cuando se está cerrando una compra venta, o se pide algún tipo de carencia, se quieren añadir cláusulas… Un buen agente inmobiliario mediará en este proceso y, al no estar involucrado en ninguna de las partes, buscará siempre la mejor solución para todos.

Además, la mediación de un agente inmobiliario puede evitar conflictos, ya que son profesionales en este terreno, saben cómo negociar, en qué se puede ceder y en que no, y ahorrarán problemas tanto al comprador como al vendedor.

Y la mayor parte de estas gestiones las realiza antes de recibir ningún ingreso, porque un buen agente inmobiliario no cobrará sus honorarios hasta que la compra venta se firme.

Ahora que ya sabes todo lo que puede, y debe, hacer por ti un agente inmobiliario, tal vez quieras contactar con uno. Si vendes o compras vivienda en Valencia, no dudes en contactar con Punto Rojo inmobiliaria para saber todo lo que podemos ofrecerte.

Punto Rojo, tu inmobiliaria en Valencia
Plz. Jesús 7 bajo izq. - 46007 - Valencia
Telf. 963 10 74 13 - puntorojo@puntorojo.es
Diseño web realizado por ANA CALVO

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies